Obra Kolping

Declaración del Consejo General de la Obra Kolping Internacional

 

Los hombres necesitan de la familia

Los hijos necesitan de los padres.
 
Desde el año 1994, la ONU ha declarado el 15 de mayo de cada año como el “Día de la Familia”. Los delegados del Consejo General de la Obra Kolping Internacional reunidos en Lucerna, apoyan esta iniciativa de las Naciones Unidas, dado que ese día permite dirigir la atención mundial a la importancia que tiene la familia para cada individuo y para la sociedad. Con tanta más razón, la Obra Kolping Internacional ve con creciente preocupación una tendencia que, aunque reconoce cada vez más los logros de la familia, sin embargo, no tiene en cuenta de manera suficiente las necesidades y los intereses de la familia, ni desde el punto de vista de la sociedad en su conjunto, ni desde el punto de vista de la economía.
 
 
En este contexto, debe evaluarse como altamente satisfactorio el hecho de que a nivel mundial, la familia - independientemente de la forma concreta de familia que predomine en cada sociedad (familia nuclear o familia ampliada) - goce de una alta valoración por parte de los individuos. La mayoría de las personas ve en la familia el lugar de la acogida y de la felicidad, de la solidaridad experimentada y practicada e, independientemente de las vertiginosas transformaciones sociales, también el centro de estabilidad de toda sociedad. La familia demuestra ser la forma más confiable de comunidad solidaria en todas las culturas, realizando sus aportes solidarios justamente cuando la solidaridad institucional es escasa o no existe. Los individuos sienten y experimentan que necesitan de las relaciones familiares para desarrollar sus aptitudes personales y sociales y que la familia es el garante de la generación del capital humano y social de una sociedad.
 
El ser humano como ser social depende de otros. Esto es válido especialmente para los hijos que crecen en la familia y encuentran en ella un marco estable para su desarrollo. En ese sentido, el desarrollo de los hijos se ve especialmente garantizado cuando es acompañado tanto por el padre como por la madre. Los padres garantizan la continuidad entre el nacimiento, el cuidado y la educación de los hijos para que éstos se conviertan en miembros útiles de la sociedad. Los niños dependen para su desarrollo de esta dedicación exclusiva que se espera, ante todo, de los propios padres.
En vista de estas reflexiones con motivo del Día Internacional de la Familia, el 15 de mayo, la Obra Kolping Internacional exhorta a todos los responsables a nivel político y social a que intensifiquen sus esfuerzos a favor de una justa promoción de la familia. Es necesario generar condiciones marco políticas y sociales adecuadas para apoyar a la familia, con el fin de que una vida con hijos pueda resultar mejor.
 
Con ocasión del décimo aniversario del Año de la Familia en 2004, el Consejo General de la Obra Kolping Internacional resuelve poner su trabajo en ese año bajo el lema: "Los hombres necesitan de la familia – Los hijos necesitan de los padres".
Lucerna, 15 de mayo de 2003
 
Axel Werner
 
Asesor General