Renovarse y continuar

Hoy queremos agradecer a todos los miembros de nuestra comunidad, a las Familias Kolping de otros puntos del país, a nuestro Coordinador Pablo, a David y a todos los miembros de la Directiva Nacional y a las Familias Kolping de Passau por hacer posible la reforma de nuestra Casa Kolping “San Isidro” y por acompañarnos en su reinauguración, el pasado sábado 22 de octubre.

Para nosotros es renovarnos y continuar.

Renovarnos desde la parte edilicia porque las mejoras hacen del salón un lugar más amplio, cómodo, prolijo y agradable, ideal para desarrollar todo tipo de actividades, reuniones y talleres. También es ahora un lugar muy inspirador, porque gracias al entusiasmo y dedicación de nuestra amiga y artista Gabriela González ahora luce muy lindas frases y decoraciones en sus paredes y un cuadro de Adolfo Kolping que representan nuestra guía.

Renovarnos es también renovar nuestra fe. Nuestra fe en Dios, en Adolfo Kolping y su obra y nuestra fe para con nuestros vecinos y con nosotros mismos. El Padre Leonardo Rodríguez, en ocasión de la reinauguración, bendijo nuestra Casa y dirigió muy lindas palabras para todos los presentes.

Renovarnos significa además y especialmente, renovar nuestro compromiso social. Estamos con mucha energía para emprender nuevas actividades y desafíos junto a nuestra comunidad. De hecho se han desarrollado, gracias al fundamental apoyo de Lourdes Núñez desde la Coordinación de Centros MEC Canelones, talleres de ajedrez, fotografía y recreación. Este último reúne a varios vecinos todos los sábados y es un grato y muy divertido momento de encuentro. Tenemos más actividades planteadas, como la creación de una biblioteca, la pintada de un mural y un taller de manualidades, entre otras.

Renovarnos también es renovar nuestra familia, por eso estamos buscando incluir nuevos miembros, tanto adultos como jóvenes y niños, para trabajar juntos con más fuerza.
Por todo esto es que vamos a continuar, con la fe renovada, con mucha alegría y entusiasmo, con compromiso y sin olvidar nuestras raíces. Raíces que han sido construidas en nuestra Familia por muchos miembros que han aportado y aportan su esfuerzo cotidiano para que la Obra siga adelante.
El próximo año, Dios mediante, estaremos cumpliendo nuestros veinticinco años y esperamos recibirlos con tanta alegría como en la reciente reinauguración y con la bendición de Dios.

Nuevamente gracias a todos por su apoyo, por su aliento y por sus buenos deseos.

¡Un abrazo grande y muchas bendiciones! ¡Felices Fiestas! ¡Hasta pronto!
Familia Kolping “San Isidro”, 
Estación Migues, Canelones.