Mesa Redonda: Nuestros jóvenes hoy, el Uruguay del mañana

“Uruguay enfrenta el desafío de balancear generacionalmente el bienestar de la población”, dijo el subsecretario de Educación y Cultura, Fernando Filgueira en el marco de la mesa redonda “Nuestros jóvenes de hoy, el Uruguay del mañana”, realizada en celebración por los 30 años de la presencia de la Obra Kolping en Uruguay.

La Obra Kolping cumple, en 2015, 30 años de presencia en Uruguay y como manera de celebrarlo inauguró el ciclo de mesas redondas “Juventud, Educación y Trabajo” en el que participaron, en su primera edición, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, el subsecretario de Educación y Cultura, Fernando Filgueira, el director del INJU, Santiago Soto, el sociólogo Gustavo De Armas y el responsable del área de formación de Kolping Uruguay, David Diharce.

Durante su exposición, Filgueira remarcó que Uruguay pierde hoy un 30% de los jóvenes antes de que egresen del Ciclo Básico lo que “no se condice con el grado de desarrollo social de Uruguay, ni con el grado de desarrollo económico” además, el 60% se pierde antes de finalizar el bachillerato, recordó. A propósito de esto recalcó que “estos son niños que pierden oportunidades. Para enfrentar este desafío hay muchas cosas para hacer”. En cuanto a los pasos que el MEC pretende dar para el presente período, Filgueira planteó que “hay que hacer una inversión edilicia, y en salarios”, pero al mismo tiempo recalcó que solo con inversión no alcanza sino que “hay que transformar la estrategia pedagógica”. 
Por su parte, el ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Ernesto Murro, destacó el impacto que ha tenido, en los primeros días de implementación, la ley de empleo juvenil. Son 17 las empresas que han adherido a los beneficios de esta ley que implicará que el ingreso de jóvenes al mercado laboral sea beneficioso para las empresas que los empleen, “incluso hay una del rubro gastronómico que solicitó 350 cupos”, resaltó Murro.

El director del INJU, Santiago Soto, reclamó por el espacio que el Estado debe dar a los jóvenes en la construcción social, dándole un lugar en la agenda interinstitucional. “Imagino el Sistema Nacional de Competitividad, con participación juvenil”, dijo a modo de ejemplo de uno de los “cambios que afectarán más a la sociedad” en el corto plazo. Similar posición tomó el director ejecutivo de la Obra en Uruguay, Agustín Aishemberg, quien dijo que “la realidad de los jóvenes nos interpela y desafía a todos los implicados: Ministerios, Parlamento, los gobiernos municipales, donde se toman decisiones que afectan el trabajo juvenil y donde se definen las por ejemplo las políticas de empleo y los planes de educación”.
En su exposición, el sociólogo Gustavo de Armas remarcó que en 2014, solo el 39% de los jóvenes de entre 21 y 29 años terminó la educación media básica o más. Mientras que en el 61% restante se divide casi en mitades iguales entre aquellos que no han logrado terminar el Ciclo Básico (33%) y quienes no han completado el bachillerato (28%) lo que suma aproximadamente 270 mil jóvenes. “Enfrentar esto significaría reducir la pobreza, aumentar el capital humano para el desarrollo del país y aportar a la equidad de género”, dijo De Armas.

Kolping Uruguay es una organización social y católica que forma parte de la Obra Kolping Internacional y mediante el principio de ayuda para la autoayuda ofrece formación, capacitación y promoción integral de jóvenes y adultos que, logrando su desarrollo integral como personas, consoliden su situación laboral y familiar, mejoren su calidad de vida y participen en la comunidad y en la Iglesia actuando con responsabilidad y solidaridad.

La mesa redonda se realizó el miércoles 24 de junio en las instalaciones del Hotel Escuela Kolping.

Adolfo Umpiérrez