Encuentro del KOLCOSUR

Durante los días 12 al 14 de noviembre se reunieron, en las instalaciones del Hotel Escuela Kolping de Montevideo, los delegados de las Obras Kolping de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay que forman el KOLCOSUR (Kolping del Cono Sur).

Trabajaron entre otros temas:

•    Consejo General 2016
•    Proceso de desarrollo Kolping 2017 
•    Sostenibilidad 
•    Por una Convivencia sin Violencia 
•    Encíclica del Papa Francisco. “ Laudato si” -  sobre el Cuidado de la Casa común, con el aporte de los expertos vía Skype de  Alirio Cáceres Aguirre, Romina Gallegos y Susana Nuin desde el CELAM – Bogotá 
•    Año del Bien Común. Con la ponencia del Dr. Pablo Guerra

Los delegados de los países elaboraron una declaración por la Paz que compartimos.

 

OBRA KOLPING LATINOAMERICANA DEL CONO SUR
Declaración

Por una Convivencia sin Violencia

La Obra Kolping Latinoamericana del Cono Sur – KOLCOSUR, integrada por  Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, reunida en Montevideo del  12 al 14 de octubre de 2016, motivados por el programa de la Obra Kolping Internacional, hemos profundizando uno de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia “El Bien Común” y en este contexto estamos muy impactados por la violencia generalizada y creciente en todo el mundo y del cual nuestro continente América no está al margen. Estamos horrorizados por los actos de criminalidad y desprecio por las personas y por la vida. 

La violencia tiene distintas formas: los delitos, las guerras, el abuso psíquico y físico, la  violencia doméstica, el choque cultural y racial, los fanatismos, los intereses económicos y  el dominio de los pueblos, la represión política, etc.

Consideramos que no debemos permanecer indiferentes a esta situación,   declaramos la necesidad de fortalecer una CONVIVENCIA SIN VIOLENCIA en la que se garanticen el fortalecimiento de ciertos presupuestos fundamentales: el respeto a la Dignidad de la persona humana,  a la familia como espacio de diálogo, a las diferentes culturas, a los derechos humanos, respeto a  la justicia y al medio ambiente. 
El Papa Francisco, frente a la violencia nos llama a salir de nuestra pasividad pero ser concretos, diciéndonos: “puedes hablar de la paz con palabras estupendas, dar una gran conferencia, pero si en lo pequeño de tu vida, en tu corazón no hay paz, en tu familia no hay paz, en tu barrio no hay paz, en tu puesto de trabajo no hay paz, tampoco habrá paz en el mundo”. 
“No bastan los grandes manifiestos por la paz, los grandes encuentros internacionales, si luego esta paz no se hace en lo pequeño”. 
Entendemos de este modo que debemos actualizar en nosotros:
La fuerza del  Evangelio “ Amar a Dios y al próximo como a sí mismo”;  el llamado que Nuestra Obra Kolping nos hace “promover, por medio de la actividad de sus miembros y de sus distintas agrupaciones, el bien común, entendido en el sentido cristiano, y participar activamente en la constante renovación y humanización de la sociedad.” Buscar la paz personal es la base para la paz comunitaria,  tomar conciencia de  generar mejores relaciones con los otros;  entender la técnica, la economía, la política al servicio de la Persona; dejar  en la Familia espacios donde se pueda cultivar la resiliencia y el perdón, la escucha y el diálogo;  generar diálogos de y en paz; reconocer el rostro de los que sufren: muchas mujeres y niños, migrantes, ancianos; valorar el aporte de las religiones.
Pedimos, iluminados por el Espíritu Santo, en este año de la Misericordia, que María Madre de nuestro Señor Jesucristo que nos trae la verdadera Paz, acompañe a nuestros pueblos, en la procuración de una convivencia sin violencia.

Por eso decimos:

 “Señor, 
hazme un instrumento de tu paz:
allí donde haya odio, que yo ponga el amor,
allí donde haya ofensa, que yo ponga el perdón;
allí donde haya discordia, que yo ponga la unión;
allí donde haya error, que yo ponga la verdad;
allí donde haya duda, que yo ponga la fe;
allí donde haya desesperación, que yo ponga la esperanza;
allí donde haya tinieblas, que yo ponga la luz;
allí donde haya tristeza, que yo ponga alegría. 
 
Señor, 
haz que yo busque:
consolar y no ser consolado, 
comprender y no ser comprendido, 
amar y no ser amado.
 
Porque:
dando es como se recibe, 
olvidándose de sí es como uno se encuentra, 
perdonando es como se recibe el perdón, 
y muriendo es como se resucita a la Vida”.  
 

Montevideo, 14 de octubre de 2016

OBRA KOLPING ARGENTINA |OBRA KOLPING BRASIL | OBRA KOLPING CHILE | OBRA KOLPING PARAGUAY | OBRA KOLPING URUGUAY.